Mi experiencia con los Registros Akáshicos

mi experiencia con los registros akashicos

Mi experiencia con los Registros Akáshicos

Desde que tengo uso de razón, siendo todavía niño, me acuerdo de las reuniones que solía realizar mi tío en su casa con otras personas.
 
Todavía recuerdo como entraba en una especie de “trance” y al momento se transformaba en otra persona que hablaba con su misma voz, en distinto tono pero con una riqueza de lenguaje que desgraciadamente y debido a su falta de cultura, no podía poseer.
 
Esas reuniones y su espectacular puesta en escena, sin duda marcaron mi vida de alguna manera. Decían las personas que le acompañaban que mi tío poseía el “don” de La Gracia.
 
También recuerdo que mi padre, escéptico donde los haya, decía que eran montajes que organizaba para llamar la atención una persona, que como apenas se relacionaba con nadie de lo introvertido que era por su falta de estudios, de alguna manera se daba cierta importancia entre sus conocidos y familiares.
 
En principio, y sin poder darme una posible explicación, creí que así era, pero según fui creciendo y estudiando, adquirí más cultura y siendo objetivo, en las siguientes reuniones que presencié pude deducir, sin ningún género de duda, que era imposible que una persona como aquella representase un papel tan extraordinario en cada momento de su vida y durante toda su existencia.
 
Su posible interpretación tampoco podía ser aprendida de antemano porque él respondía a preguntas y consultas de diferente temática, en el mismo instante, sin saber el contenido de las mismas con antelación y a diferentes personas en un corto período de tiempo.
 
Todo esto me llevó a tener un gran respeto, incluso, debo ser sincero, cierto “miedo” por todos los temas espirituales.
 
Así que cuando yo también, desde muy joven, empecé a tener “intuiciones”, “visualizaciones”, así como ciertas experiencias inexplicables, y sobre todo cuando mi propio tío, en una de sus sesiones, predijo para mí una “Gracia” que tendría que despertar a cierto nivel, se me produjo un bloqueo por esta temática que perduró mucho tiempo.
 
Una reacción en cadena de varios acontecimientos en mi vida privada, me conducirían a conocer a varias personas que me ayudaron a cambiar mi vida para siempre.
 
Me inicié en Registros Akáshicos y en pocos meses las canalizaciones que realizaba me sorprendían de tal forma que ni yo mismo podía imaginar lo que el futuro me depararía.
 
Pues bien, me puse a canalizar mis propios Registros, mis guías me dieron respuestas a todas mis preguntas que quise y no quería hacer, y un buen día, sin ninguna experiencia por mi parte y siendo todavía neófito en la materia, me indican que tengo que poner manos a la obra y crear un Sistema Iniciático propio.
 
Mis guías canalizarían todos los manuales y métodos de iniciación para llegar a ciertos seres que están entre nosotros y que llegarán a mí de diversas maneras.
 
Esto me pareció muy presuntuoso por mi parte, sobre todo porque estaba empezando el primer Nivel de Registros Akáshicos, pero más tarde comprendí que sólo soy un canal para transmitir un pensamiento o idea que me llega por instancias más elevadas, y desde entonces me he dejado llevar por sus designios.
 
Desde ese momento vengo canalizando temario, manuales y procesos para una comunicación precisa, que de alguna forma, permiten que me exprese de una manera bastante fluida y que posiblemente, como decían, llegará a quien tenga que conocer este Sistema Iniciático de Registros Akáshicos.

 

PIDE UNA LECTURA DE REGISTROS AKÁSHICOS
 
¿QUIERES APRENDER REGISTROS AKÁSHICOS?
Lectura Recomendada  La Verdadera Espiritualidad


En cumplimiento de la Ley, te informo que este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar